Puerto de Hambre: triste final de intento poblamiento de Rey Don Felipe en el estrecho de Magallanes

El 25 de Marzo de 1584 don Pedro Sarmiento de Gamboa toma de posesión del Estrecho de Madre de Dios y funda Rey Don Felipe tristemente conocido como Puerto de Hambre, 56 km al sur de la actual ciudad de Punta Arenas. En 1584, Sarmiento fundó dos ciudades, Nombre de Jesús y Rey Don Felipe, en honor del soberano, pero ambas corrieron una fatal suerte, pues el carácter inhóspito del lugar y la inexistencia en él de tierras aptas para la agricultura provocaron la muerte por inanición de la mayoría de los colonos.

A continuación se publica un extracto del artículo de Jesús Veiga Alonso en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes sobre esta desdichada expedición de Don Pedro Sarmiento de Gamboa: Leer más

¿Sabías qué? Una Marquesa española era la hija Inca del Gobernador de Chile asesinado en Curalaba

Se trata de Ana María Lorenza de Loyola, tuvo el título de Marquesa de Santiago de Oropesa y el cargo de Señora del Valle de Yucay.

Doña Ana María de Loyola Coya Inca era hija de la princesa Beatriz Clara Coya Inca y del Capitán General del reino de Chile Don Martín García Oñez de Loyola, asesinado en el desastre de Curalaba en 1598. Se casó con el capitán general Juan Enríquez de Borja el 23 de junio de 1611, siendo ambos padres del marqués Juan Enríquez de Borja Loyola Inca. Estaba emparentada con San Ignacio de Loyola, fundador de la compañía de Jesús y de la poderosa familia Borja de origen aragonés que llegó a tener los papas Calixto III y Alejandro VI.

Doña Ana María de Loyola Coya Inca ostentaba el único título nobiliario concedido por la Corona de Castilla a los descendientes de los soberanos Incas. El título de Marquesa de Santiago de Oropesa fue creado el 1 de marzo de 1614 por Real Cédula expedida por el rey Felipe III de la Casa de Austria como retribución a todos los agravios cometidos contra la descendencia de Manco Inca y como reconocimiento al linaje imperial de la Casa Real de Vilcabamba. Leer más

9 Mujeres de la Hispanidad en Chile

Vale la pena destacar a estas mujeres que contribuyeron con sus sacrificios y su legado forjaron el espíritu de nuestro país.

1) Inés de Suárez, conquistadora; fue la primera mujer castellana en la conquista de Chile, acompañó a don Pedro de Valdivia en la ruta para fundar Chile y sus ciudades; demostró su valentía y aplomo en múltiples ocasiones, es con todo derecho fundadora de la nación chilena. Su acción más destacada fue durante la defensa de la recién fundada ciudad de Santiago el 11 de septiembre de 1541, durante el ataque del cacique Michimalongo.

 

2)  Inés de Bazán y 3) Elvira Cabezas, valientes mujeres que se destacaron en la defensa en Chiloé durante el ataque y ocupación de Santiago de Castro por el infame corsario neerlandés Baltazar de Cordes.

 

4) Sor Tadea de San Joaquín (García de la Huerta), primera poetisa chilena Convento Carmen Bajo. Se destacó por sus poemas inspirados en sus vivencias de unos de los temporales más grandes que vivió Santiago, y que en junio de 1783 produjo una gran riada del río Mapocho el cual casi les cuesta la vida a las monjas de dicho convento, que aún existe.

 

5) Mencía de los Nidos, fue una destacada conquistadora de Chile, que destacó por su valentía en uno de los innumerables ataques indígena a Concepción, se cuenta que el gobernador ordenó evacuar la ciudad, pero ella estando enferma tomó las armas para defender la ciudad.

 

6) Catalina de Erauso, La Monja Alférez, es una de las más particulares de todas las mujeres de la historia de Hispanoamérica. Fue la única mujer con permiso papal para ser hombre en plena época de la conquista de Chile. Fue monja novicia, militar, pendenciera, un personaje increíble para su época.

 

7) Ana María de Toledo Mejías, heroína de Chillán, en el sitio de esa ciudad el 13 de septiembre de 1598 luchó cuerpo a cuerpo defendiendo su ciudad, y animando al resto a hacer lo mismo. Al verse gravemente herida e imposibilitada para seguir luchando, cogió a su pequeña hija y junto a ella se posesionó de una choza, le prendió fuego prefiriendo morir a ser esclavizada y vejada por los indígenas.

 

8) Sor Úrsula Suárez y Escobar (1666-1749), poco se sabe de su primera infancia salvo que llegó al mundo en su casa en manos de una matrona casera y que fue hija de criollos acomodados económicamente. Asimismo, las crónicas cuentan que –en forma muy excepcional a su época– la niña aprendió a leer y a escribir, sin haber asistido a escuela alguna, cosa que, por lo demás, estaba vetada para las mujeres en el siglo XVII. ¿Sería ello un presagio de su enclaustrada, aunque fecunda vida posterior que terminó ubicándola entre las escritoras más significativas del Chile Virreinal? Su obras es comparable con Sor Juan Inés de la Cruz, destacadisima escritora y poetisa periodo virreinal.

 

9) Sor Laura de Oliva, primera priora del monasterio de Santa Rosa de Lima (calle Rosas en Santiago) y prima de Santa Rosa de Lima. Su labor en la evangelización fue muy destacada y querida por la comunidad.